Ingapirca

Ingapirca.

Ingapirca, un importante centro religioso, político, científico, militar y administrativo para los pueblos cañaris e incas. Apostado en los andes australes, despliega majestuosos e invalorables documentos ancestrales que en el valle del Cañar son el testimonio de la presencia de sociedades andinas con su ciencia y su sabiduría almacenada en estos milenarios centros de documentación.

El complejo arqueológico de Ingapirca está conformado por un conjunto de estructuras de piedra, basamentos de vivienda, terrazas y caminos empedrados.

Restos culturales, que en el valle del Cañar son el testimonio de la presencia de pueblos ancestrales andinos, Cañari y luego la Inca.


Se encuentra localizado en la estribación occidental del cerro Cubilán, a medio kilómetro del centro parroquial de Ingapirca. En la provincia del Cañar, al sur del país, a 3160msnm y a 16km de la ciudad de Cañar.

Ingapirka es una palabra kichwa que significa Muro del Inca. Es una construcción auténticamente incásica, hecha a principios del siglo XVI de nuestra era, habiendo podido ser un observatorio del sol y la luna poco tiempo antes de la llegada de los españoles a esa zona.

Los elementos que conforman el complejo, están: El Castillo o Templo del sol, Pilaloma, la Condamine y la Vaguada, el Ingachungana, la Cara del Inca, la tortuga, el Intihuayco, Escalinata del barranco y el Museo de sitio.

Al caminar dentro del complejo se descubre cómo unos  muros de piedra, labrados con forma de cuadrados, rectángulos y óvalos, y al mirar con detenimiento se distinguen figuras de animales esculpidas en relieve, es decir aquí se encuentra documentada en grafías ancestrales, la ciencia y la sabiduría de los pueblos andinos.

Son fáciles de identificar una serie de acueductos, los cuales servían para conducir el agua, tanto de entrada como salida, en los baños.

La estructura mayor del Complejo de Ingapirca es el denominado templo que tiene una forma elíptica y que servía como observatorio a los astros, el sol y la luna. Está conformado por el muro oval y lo que queda de los palacios, el patio interior, la gran plaza, los cuarteles.

La función de Ingapirca, según estudios actuales, fue religiosa, militar y científica. En el observatorio se analizaba el comportamiento de los astros en relación con la tierra y  en estos espacio fueron los adecuados  para analizar de manera cotidiana el calendario agroecológico, y así optimizar en su máxima expresión la bondad de la agricultura.

Espacios que también se utilizaba para la sanación en tiempos determinados, como es el caso de los Inti Raymi, en donde la población participaba de manera masiva para recibir niveles energéticos, que se celebra anualmente en torno al solsticio de junio.

Anuncios