Laguna de Culebrillas – Leyenda

DSCN6597En la parroquia Juncal del cantón Cañar se encuentra Culebrillas, sitio arqueológico y natural localizado al noroeste de la provincia del Cañar, tiene como centro una laguna y un río del mismo nombre.

La laguna de Culebrillas está ubicada entre los cerros Tole y Yanaurco al Norte, Cruzpungo y Paredones al Sur, Quilloloma (4301 msnm) al este, y al oeste por la planicie de Labrashcarumi y el abra del río San Antonio.

La laguna tiene unas dimensiones de 350 metros de largo, 455 metros de ancho y 19,20 metros de profundidad en su parte central; y nace de la parte oriental de riachuelo Culebrillas.

En Culebrillas identificamos diferentes zonas arqueológicas: estructuras de piedra sumergidas dentro de la laguna, el sector de Labrashcarumi, los Paredones, el puente y las cimentaciones de Chacapamba y parte del Qhapagñán o Camino del Inca.

Para los Cañari, la laguna de Culebrillas tiene un carácter sagrado, según los rastros dejados en el llano por donde circula un riachuelo allí se había sumergido la leoquina, culebra progenitora de este pueblo milenario; los Cañari creen que todos proceden de un gran amaru,  la cual había desaparecido sumergiéndose voluntariamente en esta laguna.

Culebrillas está inmersa en la geografía sagrada Cañari, punto de contacto de los pueblos originarios Purwa y Cañari; el Qapacñán y Tambo Real están cerca de la laguna, descanso obligado de los transeuntes tanto en la Colonia como en la República.

Otra de las leyendas de la laguna, refiere que el tesoro oculta de Atahualpa; Los Inka cuando transportaban el oro para el rescate de Atahualpa y conociendo de la muerte del Hijo del Sol, resolvieron esconder el tesoro en las profundidades de la laguna de Culebrillas.

Por: CGC.

 

Anuncios