Parroquia Marcos Espinel -Chacata-

chancata1La parroquia Marcos Espinel se localiza en el noroccidente del cantón Píllaro, provincia de Tungurahua, es la tercera parroquia más extensa del cantón a una altura promedio de 2950 metros sobre el nivel del mar. En su territorio se encuentra el Parque Nacional de los Llanganates.

Los límites parroquiales Norte la  parroquia San José de Poaló y cantón Pillaro; al Sur: la parroquia San Miguelito y Baquerizo Moreno; al Este la provincia de Napo; al Oeste el cantón Píllaro.

La parroquia Marcos Espinel se conforma de 9 barrios o comunidades: Guanguibana; Tasinteo; García Moreno; Santa Marianita; El Progreso; Pampa Mía; El Rosario; San Fernando; Rocafuerte; Sector Chacata Montuctusa.

Sobre los Llanganates hay varias leyendas o documentos ancestrales, en la que afirma que luego de la muerte Atahualpa a manos de los españoles en Cajamarca – Perú, Rumiñahui emprende la defensa del “Reino de Quito”. Dentro de estas acciones Rumiñahui decide esconder el tesoro que iba desde Quito para pagar el rescate de Atahualpa en Los Llanganatis. Desde la fecha a lo largo de la historia se han emprendido expediciones en busca del tesoro que partiendo de Píllaro fueron a las lagunas que se encuentran en los Llanganatis.  Desde fechas históricas el hombre se ha empeñado en buscar el tesoro perdido, varias de éstas expediciones se han perdido o sucumbieron en el camino por lo agreste de la montaña o la inclemencia del páramo.

Historia de la Parroquia.

Antiguamente se llamaba Chacata y toma el nombre de Marcos Espinel en homenaje al primer teniente político, quien también se destacó como un buen político, ocupando la dignidad de Ministro de Gobierno y Vicepresidente de la República.

La fecha de creación política administrativa de la parroquia fue el 24 de noviembre de 1938, publicada en el registro oficial 03-4 del 6 de diciembre de 1938. Su fundador fue Dr. Marcos Espinel, y entre sus principales personajes se destacan Gertrudis Esparza, Manuela Jiménez, Inés Jiménez quienes se vistieron de varones y pelearon en la batalla del Pichincha.

Su gente es trabajadora, tolerante y concienciada sobre el manejo equilibrado y protección de sus ecosistemas, preservando las áreas de protección e impulsando el turismo sostenible y sustentable.

Fuente: GADparroquial

CGC

Anuncios